El origen del atrapasueños data de las antiguas tribus indias americanas. Su aro representa la rueda de la vida y la malla o red, son los sueños que tejemos en nuestros sueños, alma o en las acciones que generamos en nuestro día a día. En el centro de esta red vemos el vacío, que es el “Gran Misterio”. La tradición dice que este tipo de objetos son de gran ayuda para mantener con nosotros las buenas ideas y los sueños agradables, protegiendo a quienes lo poseen. El tiempo de los sueños está influenciado por las buenas y malas energías, estando estas atrapadas por la malla y disipándose por el agujero central con los primeros rayos de sol del día.

En este pedido plasmamos el atrapasueños sobre una zapatillas de bebé, un dibujo que hicimos primero en papel para luego pintarlo a mano sobre la zapatilla. Y en la otra parte de la zapatilla, colocamos uno de los dibujos de nuestros bebitos, con su varita mágica y el nombre de Leire, la bebé que iba a lucir estos botines rosas.

En la parte interior de las zapatillas, colocamos unos circulos que llenaran toda la zapatilla, para completar el diseño y que se pudiera ver dibujo y pintado de la zapatilla por todos los lados.

La pintura utilizada como siempre es pintura especial para tela, para que quede fijado el dibujo a la zapatilla y podamos lavarla sin miedo a perder el dibujo en el primer lavado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *