Nos encanta los encargos que incluyen a los reyes de la casa. En este caso Paula nos encargó un autoregalo, unas zapatillas personalizadas con el retrato de sus perros. Nos pusimos manos a la obra y le hicimos un boceto previo basándonos en las fotos originales de sus perritos, para luego plasmarlo sobre las zapatillas.
Una vez hecho el boceto en dibujo, y confirmado por Paula, nos quedaba la siguiente parte, la de pasar estos dibujos a las zapatillas. Hicimos un diseño totalmente animalista y personal, con parte de la familia de Paula, sus peludetes.
Ella quedó encantada con sus elenetas personalizadas, y nosotros felices de haber cumplido otra difícil misión. Porque cada trabajo, cada encargo, cada pedido… es un nuevo reto, una nueva aventura y un proceso de aprendizaje continuo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *